Dossier editoriales independientes argentinas: 5 preguntas a 5 editores

En esta segunda parte del dossier sobre editoriales independientes entrevistamos a Alejo Carbonell (Caballo Negro Editora), Barbi Couto y Mauricio Micheloud (Ediciones de la Terraza), Valeria De Vito (El Ojo del Mármol), Sebastián Realini (Añosluz editora) y Pablo Gabo Moreno (Editorial Caleta Olivia)., con el objetivo de conocer sus experiencias, las posibilidades de sostenibilidad de sus proyectos y las dificultades que atraviesan.


“Los proyectos como el nuestro son frágiles”

Alejo Carbonell, Caballo Negro Editora (Córdoba)

1- ¿Cuando comenzó a trabajar tu editorial? ¿Cuál es el objetivo de tener una editorial independiente?

Nos gusta la literatura, nos gusta leer buenos libros, que además estén bien hechos. Y además, nos gusta hacer libros. Nuestros primeros libros salieron en otoño del 2009, así que esa es nuestra fecha de nacimiento.

2- ¿Qué se propone la editorial? ¿Cómo se elige el catálogo? ¿Cómo se trabaja en la producción?

Nunca sé bien qué responder a esto… y las respuestas siempre son cambiantes. Hay libros que queremos publicar o porque nos interesa el autor, o porque nos interesa un libro puntual o porque nos parece que suma o interviene de forma oportuna en determinado debate… Es decir, los libros no son seleccionados por las mismas cuestiones. Somos un equipo reducido pero que hemos aprendido bastante haciendo, así que trabajamos con cierta eficacia.

3- ¿Es un proyecto sostenible?

En este momento sí, y si bien fuimos mejorando muy lentamente en algunos aspectos que hacen al sostenimiento de la editorial, también es cierto que los proyectos como el nuestro son frágiles y que dependen mucho de la suerte y de los factores externos. Quiero decir: aumentan los insumos mucho de golpe y podemos desaparecer en un instante, por citar solo una variable.

4- ¿Cuáles son las principales dificultades del proyecto en la actualidad? ¿Sintieron el impacto del tema importaciones?

Una de las dificultades es que no hay dinero en la calle, a la gente no le alcanza el dinero para nada y comprar un libro no aparece entre las prioridades de nadie cuando el sueldo no le alcanza para comer. Otra dificultad es que entre los porcentajes que se resignan en la cadena de distribución, los costos de impresión y demás, si ponemos los libros al precio que deberían tener como para que podamos movernos con tranquilidad, estarían por lo menos un 25% más caros de lo que los tenemos.
El tema de las importaciones no lo podemos mensurar todavía, pero sí, tarde o temprano nos va a impactar.
comprar un libro no aparece entre las prioridades de nadie cuando el sueldo no le alcanza para comer
5- ¿Cuáles son las perspectivas a futuro?

Nosotros sabemos lo que queremos hacer, qué queremos publicar, etcétera. No sabemos si el contexto nos ayudará. Mejor dicho: el contexto no nos ayudará para nada, lo que no sabemos es cuánto podremos avanzar en un contexto tan desfavorable. Pero mientras tanto seguimos haciendo y pensando libros, es nuestra manera de seguir.

Web de Caballo Negro Editora: http://caballonegroeditora.com.ar/


“Las dificultades hoy por hoy son una suerte de combo explosivo”

Barbi Couto y Mauricio Micheloud, Ediciones de la Terraza (Córdoba)

1- ¿Cuándo comenzó a trabajar tu editorial? ¿Cuál es el objetivo de tener una editorial independiente?

Barbi: En Ediciones de la Terraza comenzamos hace seis años. En un país bastante diferente al de hoy. Durante esos años hubo una oleada de editoriales independientes que fueron surgiendo y aportando nuevas miradas y sumando diversidad a la edición local, tanto a la de Córdoba como a la de Argentina.

Hoy se siguen sumando nuevas propuestas pero en condiciones para nada favorables. Pocos incentivos a la cultura en general de parte del Estado y una situación económica y social muy complicada.

Tanto cuando nosotros surgimos como hoy en día, es válido decir que siempre es necesario que surjan nuevas propuestas editoriales. Los medios económicos son difíciles de alcanzar, pero los medios técnicos están un poco más al alcance de la mano. Se puede publicar en papel, se puede publicar en digital y se pueden encontrar soluciones colectivas para que un libro llegue a los lectores.
“Pocos incentivos a la cultura en general de parte del Estado y una situación económica y social muy complicada”
2- ¿Qué se propone la editorial? ¿Cómo se elige el catálogo? ¿Cómo se trabaja en la producción?

Mauricio: Publicamos libros ilustrados. La selección de lo que se publica es un tanto intuitiva y experimental. Nos gusta explorar estéticas diferentes, formatos desafiantes y propuestas a veces disruptivas. En esa búsqueda construimos la identidad terracera.

Hay propuestas que nos llegan, pero también hay propuestas y desafíos que ofrecemos a los autores. La mayoría de las veces trabajamos con duplas autorales, un escritor y un ilustrador, aunque también publicamos libros con muchos más autores o solo con un autor integral. Lo que siempre prima es el trabajo en equipo. Siempre se pasa por un proceso de revisión colectiva, que la idea del libro se vea reflejada no solo en su texto, sino también en la ilustración, en las técnicas que se usan, en la tipografía seleccionada, en la tapa, en el formato del libro y hasta en la presentación misma. El libro sale a la luz cuando todos estamos de acuerdo que debe salir.

3- ¿Es un proyecto sostenible?

Barbi: Es difícil contestar esa pregunta. Si por sostenible entendemos un proyecto que obtiene los recursos suficientes para autoabastecerse, para cubrir los gastos, obtener recursos para nuevas inversiones y generar un ingreso para los editores a cargo, entonces no, no es sostenible. Pero un proyecto editorial, al igual que el libro, genera un valor mercantil, pero también uno simbólico. Desde que Ediciones de la Terraza comenzó, la apuesta fue una inversión de tiempo y planificación de los tres editores para llevar adelante un proyecto editorial que de a poco fuera creciendo.

Un sello empieza a autogestionarse a medida que el catálogo de títulos crece. En el plano mercantil, en nuestra experiencia, haber realizado campañas de financiamiento colectivo para la publicación de varios títulos funcionó como oleadas de crecimiento, nos permitió sumar títulos a nuestro catálogo más rápido que si hubiéramos tenido que hacer las inversiones con fondos propios sin la colaboración de toda la comunidad que nos rodea. En el plano simbólico, estas mismas campañas y el hecho de que sean libros libres con licencias Creative Commons que están disponibles para la lectura online y que permiten la copia, generaron una difusión del proyecto importante.

Como editores hemos podido capitalizar de alguna manera ese valor simbólico, se nos han abierto puertas laborales a nivel personal gracias a nuestra incursión y experiencia en el sector editorial. A eso me refiero cuando digo que es difícil contestar esa pregunta. Mauricio: La situación económica actual del sello, fuertemente impactada por la crisis que atraviesa el mercado editorial, sobre todo el independiente, permite cumplir con el pago de las liquidaciones a los autores sobre los libros vendidos y una capacidad de ahorro lenta y reducida para financiar nuevos proyectos.
“Un sello empieza a autogestionarse a medida que el catálogo de títulos crece…haber realizado campañas de financiamiento colectivo para la publicación funcionó como oleadas de crecimiento”
4- ¿Cuáles son las principales dificultades del proyecto en la actualidad? ¿Sintieron el impacto del tema importaciones?

Barbi: Las dificultades hoy por hoy son una suerte de combo explosivo conformado por múltiples dificultades. El aumento del dólar impactó de manera directa en los presupuestos por lo que de pronto es imposible planificar los recursos y las salidas de los libros. Las imprentas no pueden sostener presupuestos porque las papeleras cotizan en dólar y de pronto los recursos que se tenían destinados a un proyecto ya no alcanzan. Incluso las convocatorias, concursos, subsidios y las mismas campañas de financiamiento colectivo, en tanto implican un desfasaje de tiempo entre la presentación del proyecto y la obtención de los recursos ya no sirven para planificar financieramente una publicación. Se podrían mencionar también todos los programas de promoción de la lectura que existían a nivel nacional y desaparecieron con el cambio de gobierno nacional, pero creo que principalmente lo que más golpea al sector es la falta de poder adquisitivo de la gente debido a la crisis económica que está afectando a nivel nacional. En las ferias, que es donde los editores podemos ver la reacción de los lectores de primera mano, las ventas han bajado muchísimo, la gente pasea sin presupuesto para libros u otros productos y bienes culturales.

El impacto de las importaciones es evidente a simple vista. Cuando estás en una feria y en el stand contiguo al tuyo hay una librería de saldos que vende libros ilustrados en ofertas de $100 o incluso 2×100 el tema de la calidad literaria queda relegado y no hay manera que los libros nacionales de editoriales independientes puedan competir con esos precios.

5- ¿Cuáles son las perspectivas a futuro?

Barbi: Sostener el proyecto de Ediciones de la Terraza. Bajar las expectativas que tenemos en relación al caudal de libros que podremos publicar. Resistir activamente. Duplicar la creatividad, no solo en contenidos si no en las formas de producción. Tratar de encontrarle la vuelta a la distribución, para que no sea tan complicado llegar a distintos mercados que puedan adquirir nuestros libros. Pero sobre todo juntarse con otros colegas dentro de una misma sintonía. Porque estos problemas de los que estamos hablando no son problemas de una sola editorial, son problemas que tenemos todos y colectivamente se puede encontrar salidas. Por eso encaramos en Córdoba la construcción de una Feria con identidad propia como lo es Capítulo. Para poder encontrarnos de modo directo con nuestros lectores, para poder debatir acciones comunes entre editores, para ampliar el debate de manera pública. También seguiremos apostando al sostenimiento de otros espacios de encuentro que logramos a partir del trabajo en conjunto, como lo es el Espacio Barón Biza en la Feria del libro de Córdoba.
“Se podrían mencionar todos los programas de promoción de la lectura que existían y desaparecieron con el cambio de gobierno nacional, pero creo que lo que más golpea al sector es la falta de poder adquisitivo de la gente”
Mauricio: Hay muchas ideas y mucha voluntad de ponerlas en práctica. Hay muchos debates que nos tenemos que dar en el sector editorial, en el cultural y en el social. Lo que nos afecta a nosotros no es algo aislado, es parte de la crisis que hay a nivel regional de parte de gobiernos neoliberales al servicio del poder concentrado. La torta se reparte de modo desigual. Para nosotros solo migajas. Para muchos, nada. Eso es algo que debemos revertir.

Web de Ediciones de la Terraza: http://edicioneslaterraza.com.ar/


“La principal dificultad es la venta de libros”

Valeria De Vito, El Ojo del Mármol

Valeria de Vito

ph, Marcelo Pedro

1- ¿Cuál es la razón/ objetivo de tener una editorial independiente? ¿Cuando comenzó a trabajar tu editorial?

La editorial comenzó en el año 2013. Hasta el momento tenemos 56 títulos publicados. La razón es la pasión por la literatura, el objetivo conocer y promover aquella escritura que nos interesa y que nos gustaría que sea leída.

2- ¿Qué se propone tu editorial? ¿Cómo se elige quiénes integrarán el catálogo? ¿Cómo se trabaja en la producción?

Nos proponemos seguir trabajando y construyendo a largo plazo un catálogo rico en variedades de voces y estilos. En ese sentido, no nos apuramos y seguimos apostando a l0s autores.

3- ¿Es un proyecto sostenible?

Justamente porque no buscamos satisfacciones inmediatas, nuestra editorial se sostiene en sí misma.

4- ¿Cuáles son las principales dificultades del proyecto en la actualidad? ¿Sintieron el impacto del tema importaciones?

La principal dificultad es la venta de libros, ahí está el impacto y lo que impide muchas veces avanzar a los tiempos que unx espera y proyecta. Nos costó arrancar pero estamos en marcha.

5- ¿Cuáles son las perspectivas a futuro?

Sortear las crisis, aprender de las mismas y centrarnos en el trabajo que venimos haciendo desde hace cinco años. Este año, tenemos una variedad de géneros próximos a salir: una colección de ensayos, que nos tiene muy entusiasmados y que se inició el año pasado con el libro de Carlos Battilana y continúa con un libro de notas de Paula Jiménez España y otro de Rodolfo Edwards. En poesía, salen próximamente libros de Juan Fernando García, Tamara Domenech y Manuel Alemian, entre otros.

Web de El Ojo del Mármol: http://elojodelmarmol.com.ar/la-editorial/


“Nos proponemos abrir la cancha”

Sebastián Realini, Añosluz editora

1- ¿Cuando comenzó a trabajar tu editorial? ¿Cuál es el objetivo de tener una editorial independiente?

El objetivo es crear un catálogo autosustentable a largo plazo, con títulos de fondo que den una impresión del momento, estética, temática y más, que se contraponga y/o piense el presente de una manera diferente a la que otros sellos plantean sus publicaciones.

Lo ideal, cuando no se trata de un rescate o una perspectiva que queramos volver a poner sobre la mesa, es poder captar mediante nuestra mirada y con las políticas culturales que llevamos a cabo, a los contemporáneos y contemporáneas que continuarán leyéndose en los próximos 20 años.

Añosluz comenzó a trabajar a principios del 2012 con tres títulos de poesía; Refracción, de Javier Galarza; Para matar palomas, de Vivian García Hermosi; e Infancias, una antología realizada por el Festival de Poesía en la Escuela.

2- ¿Qué se propone la editorial? ¿Cómo se elige el catálogo? ¿Cómo se trabaja en la producción?

Con Añosluz nos proponemos abrir la cancha. Buscamos nuevos autores y autoras con una narrativa que destaque del resto, que sigan avocados a la escritura, como los ya publicados Matías Nicolaci, Carlos Martín Eguía, Alejandro Güerri, Paula Vázquez y Francisco Cappellotti; casi todos publicaron por primera vez su narrativa con nosotros.

Los títulos los elegimos por una cuestión de “me gusta” o “no me me gusta” en primera instancia y luego vemos cómo se puede articular o no la obra dentro de las necesidades del catálogo y cómo puede jugar o ser disruptiva dentro del mundo literario que habitamos y a los lugares donde queremos que lleguen nuestros libros. Buscamos el compromiso del autor y de la autora, ya sea poeta, ensayista, narrador o dramaturgo para con su obra, su difusión de la misma y demás menesteres.

El proceso de producción varía según los casos; últimamente hemos hecho la reedición y coedición del Apolo cupisnique del poeta y ensayista peruano Mario Montalbetti sumando un nuevo poema al libro; un traductor está ultimando detalles sobre unas piezas de teatro (inéditas del ruso en castellano) de Marina Tsvietáieva y también estamos revisando una primera novela de Santiago Farrell para que quede óptima al momento de su publicación. Si vemos potencial en algún texto en particular también existe la posibilidad de algunos comentarios para con la escritura o ver la posibilidad de una corrección/reescritura en tal caso que el autor o la autora estén de acuerdo. Seguimos buscando material para publicar y al momento ya llegamos a tener cubierto parte de lo que será el catálogo del 2019.

3- ¿Es un proyecto sostenible?

Es un proyecto que a lo largo de los años nos permite manejarnos con cierta facilidad dentro de los márgenes que tiene un proyecto independiente. Lo próximo es dar un salto de calidad, muy a pesar de las perspectivas del país y poder contar con una mejor estructura para continuar apostando por nuestro sello, nuestros rescates literarios, traducciones, coediciones, compra y venta de derechos y visión del sello.

En ese sentido los eventos que realizamos como el Mundial de Poesía o el Ciclo Libro Completo junto a amigos como Mario Flores o Walter Godoy siempre nos ayudaron a difundir y a dar a conocer tanto nuestros proyectos editoriales como nuestra postura para con autores y trabajo en conjunto con editoriales. Con Añosluz Editora en este momento sólo podemos crecer dando batalla.

4- ¿Cuáles son las principales dificultades del proyecto en la actualidad? ¿Sintieron el impacto del tema importaciones?

Nuestros principales puntos a mejorar son el posicionamiento a nivel de la visualización y presencia en diferentes gestiones, eventos. Otro punto a desarrollar es la distribución y participación en festivales y ferias en el exterior. Como sello trabajamos con La Coop y eso nos facilitó la distribución dentro del país. A partir del proyecto que iniciamos con el Frente Editorial Latinoamericano buscamos mejorar esa pata fuera de nuestras fronteras para la llegada a un nuevo público de nuestros autores y autoras.

Nosotros no importamos material del exterior, pero sí vendemos nuestras publicaciones en otros países y debido al incremento de los costos (ya desde el año pasado) nos vimos en una situación despareja al ofrecer publicaciones en otro país porque son desproporcionados los costos con respecto a otros países, sobre todo en México y Colombia, donde recientemente estuvimos.

La búsqueda de nuevos lectores y lectoras siempre es algo que charlamos y que es una variable que se modifica a medida que proyectamos nuestros próximos títulos. Esperamos saber captar de la mejor manera posible con nuestros próximos emprendimientos un interés por parte del público lector sin dejar de lado nuestro parecer con respecto a la literatura que queremos ofrecer.

Nuestros principales puntos a mejorar son el posicionamiento a nivel de la visualización y presencia en diferentes gestiones, eventos… otro punto es la distribución
5- ¿Cuáles son las perspectivas a futuro?

Sabemos que tenemos un catálogo (en particular de poesía y traducciones) que mucha gente lee y busca, sobre todo en lo que refiere a autores federales, de Latinoamérica y autores argentinos que de alguna manera escapan a la tónica en la que hoy más regularmente se escribe.

Nuestra idea es crecer aún más en ese aspecto y posicionarnos como una de las editoriales referentes de poesía en la Argentina. Además continuar dando diferentes perspectivas en lo que a nuestra colección de narrativa respecta con primeras obras, igual que en poesía. También las traducciones del sello seguirán buscando lectores; los libros continuarán.

Web de Añosluz editora: http://aniosluz.com.ar/


“Hoy ninguna editorial independiente genera ganancias económicas”

Pablo Gabo Moreno, Editorial Caleta Olivia

1- ¿Cuando comenzó a trabajar tu editorial? ¿Cuál es el objetivo de tener una editorial independiente?

El objetivo es promover poesía y trabajamos básicamente en difundir todo lo posible la palabra, lo que se gesta en relación a eso en todas las maneras posibles. La editorial empezó su actividad en marzo del 2016.

2- ¿Qué se propone la editorial? ¿Cómo se elige el catálogo? ¿Cómo se trabaja en la producción?

Proponemos acercar distintas autores contemporáneos dentro de un catálogo variado donde contemplamos todas la voces. Recibimos mucha cantidad de textos que son evaluados por la editora encargada de ese área y lo que se considera viable pasa una selección final donde se trabaja en las sucesivas versiones del texto antes de que decidamos materializarlo en libro.

3- ¿Es un proyecto sostenible?

Es un proyecto muy difícil de sostener dado las muchas dificultades a diario que deben afrontar todas las editoriales que se autosustentan. Hoy ninguna editorial independiente genera ganancias económicas sino más bien pérdidas que hay que suplir con actividades paralelas generadas desde la misma editorial.
ninguna editorial independiente genera ganancias económicas sino más bien pérdidas que hay que suplir con actividades paralelas desde la misma editorial
4- ¿Cuáles son las principales dificultades del proyecto en la actualidad? ¿Sintieron el impacto del tema importaciones?

La dificultad es netamente económica porque el mercado es básicamente corto en todo sentido. Cuesta muchísimo tener una distribución que permita sostener la llegada de los libros a a la gente, que es lo más importante. Después la acción del gobierno de turno para aniquilar el fomento a la producción es un tema complejo y difícil de resolver.

5- ¿Cuáles son las perspectivas a futuro?

Las perspectivas son las mejores ya que la editorial tiene varios frentes donde trabaja en este momento: Poesía reunida, traducciones, una colección de autores nóveles llamada Puerto Deseado y activamos un sub-sello llamado Rangún para ediciones de autor.

Web de la editorial Caleta Olivia: http://caleta-olivia.com.ar/

Mirá la primera parte del dossier haciendo click aquí

AUTOR

ALEJANDRA CORREA. Poeta, artista visual y gestora cultural. Fue una de las creadoras y directoras de la Audiovideoteca de Buenos Aires (2004 a 2011) la Red Federal de Poesía (2014 y 2015) y co-dirige junto a Marisa Negri el Festival de Poesía en la escuela desde 2010. Junto a Julia Magistratti lleva adelante la editorial independiente La Gran Nilson.

1 COMENTARIOS DE LECTORES

¿QUERÉS COMENTAR?
  1. Margarita on 3 agosto, 2018

    Buena nota la de la editoriales independientes

Deja un comentario